Horacio A. M. Dartiguelongue
Control de Plagas. La Cumbre, Córdoba. Argentina.
www.gudtrees.com.ar


El Clavel del Aire (Thillansia s.p.)

El desarrollo de esta plaga comenzó a manifestarse hace más de 30 años  como algo casi imperceptible, pero su desarrollo avanzó sin pausa, sin  encontrar depredadores naturales ni preocupación de los habitantes ni  autoridades.

En los últimos años el desarrollo de las colonias de Thillansia ha sido tal que la preocupación llegó a todos los niveles, inclusive a los gobiernos.

Esta epífita produce en las plantas hospedantes una lenta pero ininterrumpida  necrosis de ramas y troncos por dos factores primarios: A) las colonias de Thillansia no permiten a la planta hospedante la formación de nuevas hojas en sus ramas, y B) El anclaje mecánico de la Thillansia estrangula en mayor o menor grado los Floemas impidiendo la libre circulación de la savia.

En el primer caso, la no formación de hojas produce una dificultad en el  cumplimiento de procesos vitales como Fotosíntesis, respiración,  transpiración, etc. Al disminuir estos procesos, los árboles detienen su  crecimiento normal y la posibilidad de acumular reservas suficientes para  soportar períodos críticos (sequía, calor, exceso de agua, etc.)  quedando  vulnerables a las enfermedades, roturas y hasta necrosis total en ejemplares débiles.

Además el clavel del aire puede absorber hasta tres veces su peso en agua, de manera que cuando llueve las ramas invadidas de colonias se sobrecargan con un peso superior al diseñado por la naturaleza para la  especie, provocando roturas o malformaciones incorregibles, poblando de fantasmas nuestros parques!!!


imagen3.gif (3506 bytes)

Córdoba: horaciodarti@gudtrees.com.ar

Buenos Aires: green-e@fibertel.com.ar

Consulte solo a los telefonos acreditados

Ir al principio